+Será «reto a vencer”, reconoce el estratega argentino

+Hay selecciones que sin éxitos se sienten cómodas, compara

+No garantiza alcanzar el quinto juego en Qatar 2022

+Secundó a Tata, Juan Carlos Osorio, ex dt del Tricolor, durante videoconferencia para la escuela argentina de directores técnicos

 

 Ciudad de México, 8 de junio (BALÓN CUADRADO).– Gerardo Martino, timonel de la selección mexicana –sin hacer referencia al mote de Ratones Verdes, por su eterno romance con la derrota o miedo al triunfo, quizá porque lo desconoce–, dejó claro que uno de los factores que han impedido crecer, y llegar incluso al anhelado quinto partido en un mundial –que no se logra desde 1986–, es la «idiosincrasia de conformismo» ya que se refugia en victorias ante equipos de destacados –como Alemania, entonces campeón–, pero no se atreve a trascender.

“Esa es nuestra idiosincrasia y eso es lo que tienen que romper selecciones como Colombia y México, sin duda”, analizó Tata, 57 años de edad, en una videoconferencia para la escuela argentina de directores técnicos Nicolás Avellaneda, donde también participó Juan Carlos Osorio, ex estratega tricolor, quien lo secundó.

“(En Argentina) es una cultura el sentirnos protagonistas, creernos mejores y no entendemos de un partido que nos pese porque el rival sea mejor o inferior”, comparó, el ex técnico de la selección albiceleste y del club Barcelona.

“Reconozco –abundó– que hay selecciones que desde la inferioridad se sienten muy cómodas, como las victorias de México ante Alemania, Francia, Croacia y después tienen derrotas, las más dolorosas. Como perder unos octavos de final contra Estados Unidos.”

Y advirtió, en referencia al ansiado quinto juego:

“Es toda una evolución y probablemente lleve mucho más que el proceso de un técnico o de un Mundial”

Respecto a su experiencia al frente del conjunto de Argentina, al cual llegó en 2015 pero dejó el timón de manera sorpresiva en 2016, reveló que tuvo poco apoyo en cuanto al préstamo de jugadores por parte de los equipos del torneo argentino por lo prefirió dar un paso al costado.

“Había una situación –explicó– que tenía que ver con el compromiso en el futbol. No puedo pretender que Juventus tenga el deber para cederme a (Paulo) Dybala, el Inter para darme a (Mauro) Icardi o Milán a (Mateo) Musacchio.”

Elucubró:

“Lo que sí espero es que River, Boca, San Lorenzo, Independiente o Racing tengan una responsabilidad para darme a los futbolistas.”

En la plática de entrenadores también participó el colombiano Juan Carlos Osorio, ex timonel de la selección mexicana, quien coincidió con Martino al apuntar que existen equipos a los que les falta mentalidad para ganar.

La Selección Mexicana cumplió su primer entrenamiento en el CAR ...

(Mentalidad roedora hace seis décadas, por culpa de los zares del balón)

“Somos muy buenos jugando sin ser protagonistas y nos elevamos a la altura del compromiso y de la historia. Pero cuando nos toca jugar con el protagonismo y ese rótulo de salir a ganar por demostrar esa competitividad…”, expresaba Osorio, en referencia al mundial de Rusia 2018, cuando Martino interrumpió:

“Alemania y Suecia, Profe”, haciendo referencia a los rivales de México y los resultados tan divergentes que tuvieron.

Fue mi error: Osorio

Reviró Osorio:

“Siempre he levantado la mano y he dicho que la derrota ante Suecia fue mi error, porque en el descanso teníamos siete puntos y nunca he planteado un partido para empatar, siempre para ganar”.

Siguió:

“Tenemos en común el modelo de Marcelo Bielsa  –otro destacado técnico argentino– de ser protagonista y salir por el resultado, y me equivoqué porque ese era el partido para evitar a Brasil en los cuartos de final del Mundial», agregó.

Osorio aplaudió el trabajo que ha hecho Martino en la escuadra mexicana, en especial con jugadores como Edson Álvarez, al tiempo que le deseó éxito para llegar al quinto partido en Qatar 2022.

“Mi reconocimiento es para ese defensa central y ahora convertido en volante central: Edson Álvarez que creo que en el Mundial lo consolidamos iniciando el partido contra Brasil y marcando a Neymar. Está en muy buenas manos y seguro que él y el futbol mexicano lo van a aprovechar mucho de sus conocimientos, señor Martino.”

Y concluyó:

“Ojalá que lleve usted a ese maravilloso país al siguiente partido –quinto–, al que todos sueñan.”

Ratoncitos Verdes distan, años luz, para aspirar a título mundial.

Y, sí, históricamente, su mentalidad es pírrica.