+A un día de enfrentarse a Pumas, uno de los más populares del futbol nacional,  este sábado

+Superada con creces la cifra de 100 contaminados, hombres y mujeres, en el balompié local, de marzo a la fecha

+Adelantan que habrá ingreso paulatino de aficionados a estadios

+El equipo de La Franja se ubica en la octava posición de la tabla general

 

Ciudad de México, 5 de septiembre (BALÓN CUADRADO).– Menos de 24 horas de su partido contra los Pumas de la UNAM, correspondiente a la Jornada 8 del torneo Apertura 2020, llamado Guardianes, el club Puebla reportó este viernes seis nuevos casos positivos por Covid-19 en su primer equipo.

A través de un comunicado difundido en redes sociales, La Franja detalló que cuatro de los infectados son jugadores y dos son miembros del staff. Sin embargo, no reveló el nombre de las bajas para el duelo de este sábado.

Todos ya fueron aislados y están bajo observación de acuerdo a los protocolos de sanidad.

“En cumplimiento con el Protocolo de Sanidad de la LIGA MX, el club se sometió a las pruebas de Covid-19, dichos exámenes arrojaron seis resultados positivos, presentándose cuatro en jugadores y dos en miembros del staff del primer equipo.”

Tras este reporte, en total son siete jugadores poblanos en lo que va del torneo que han dado positivo a las pruebas a las pruebas de COVID-19, la cuales por protocolo se realizan cada semana, unos días antes de cada encuentro.

Los Camoteros visitarán este sábado el estadio Olímpico Universitario de la Ciudad de México en busca de seguir en la zona de calificación, pues se ubican en la octava posición de la tabla general con solo 10 puntos de 21 posibles.

Puebla no ha perdido sus últimos tres encuentros ante los Pumas de la UNAM. No obstante, los universitarios no han perdido en los siete encuentros del certamen, manteniéndose como el único invicto.

De marzo a la fecha, cuando comenzó la pandemia en México, la cifra de infectados, hombre y mujeres, en el balompié local supera, con creces los 100. Obedece en buena medida a la irresponsabilidad de los jugadores en su vida privada, que no respetan las medidas sanitarias. Que por cierto, debido a su laxitud han sido criticadas por organismos nacionales e internacionales.

Incluso Amnistía Internacional informó que el sector salud de  México es el que registra el mayor número de muerte en el mundo a consecuencia de Covid 19. Y hoy rebasará los 77 mil decesos entre la población. Que lo convierten en uno de los países más letales del mundo por este flagelo.

Por cierto, el equipo poblano, de acuerdo con el ex director técnico, José Luis Sánchez Solá, El chelis, vía un prestanombres, pertenece a TV-Azteca, propiedad de Ricardo Benjamín Salinas Pliego, que posee la segunda fortuna en el país, unos 12 mil millones de dólares, y es el empresario consentido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En abril pasado causaron escozor sus declaraciones cuando exhortó a sus empleados a seguir acudiendo a sus trabajos pese a la emergencia nacional.

Bajan contagios

Los contagios por COVID-19 en la Liga MX van a la baja. Luego de que en junio y julio las cifras se dispararon con 30 y 62 casos, respectivamente.

Y es que en agosto hubo una clara disminución y solo se reportaron 22 positivos. Fueron siete los equipos que registraron contagios en ese mes y el más afectado fue León, que tuvo hasta seis personas infectadas, de tal forma que ya es de los clubes con más casos acumulados del futbol mexicano desde que comenzó la pandemia en marzo, solo por debajo de Santos (19) y Cruz Azul (14).

Sin embargo, en ese mes hubo polémicas con los jugadores que fueron castigados públicamente por organizar fiestas.

En redes sociales se ventilaron las indisciplinas de Alexis Vega y Uriel Antuna en Chivas, así como Alan Mozo de Pumas y Pablo Ceppelini de Cruz Azul, quienes rompieron los protocolos sanitarios y organizaron reuniones con bebidas alcohólicas.

¿Regreso del público a las gradas?

A pesar de las cifras y que la mayor parte del país aún se encuentra en color naranja (alto riesgo) en el semáforo epidemiológico, el regreso paulatino de los aficionados a los estadios de la Liga MX se está planeando para que se dé en octubre, de acuerdo a diversos medios de deporte.

Aún sin saberse el número de aficionados que podría ingresar a las tribunas; lo que sí es un hecho es que no será al 100 por ciento, para así evitar la propagación del virus entre los asistentes, pues mientras los directivos se ilusionan con el 50 por ciento del aforo, fuentes explicaron a al portal Mediotiempo que el límite sería del 30%.

Esta modalidad ya comenzó en las principales ligas de Europa, pues en Francia durante el torneo de Copa donde el PSG fue campeón, hubo aficionados en las tribunas, aunque estos no estuvieron juntos guardando la sana distancia.

(Con información del portal Infobae)