TRAS LA PUERTA DEL PODER 

Roberto Vizcaíno

¿Lanza AMLO línea a la Suprema Corte? ¿Cómo, si él ya no es el poder de poderes en México?

Haiga sido como haiga sido, como diría el clásico de Michoacán, la expresión de Andrés Manuel López Obrador durante la mañanera de ayer luego de que se enteró que el ministro Luis María Aguilar propondrá a sus compañeros de la Corte declarar inconstitucional su propuesta de consulta popular para enjuiciar a expresidentes, pareció eso: línea presidencial a la Corte.

Y es que López Obrador dijo:

“Que hay que esperarnos… eso (los argumentos del rechazo) es lo que manejó desde un principio Felipe Calderón, yo opino distinto… pero mejor vamos a esperar a que el pleno de la corte resuelva…

“Que los ministros actúen con apego estricto a la ley, que no se dejen intimidar, que actúen con criterio, que aunque ellos resuelven de conformidad con lo establecido en las leyes, en este caso en el artículo 35 de la Constitución y la Ley de Consulta Ciudadana , que también tomen en cuenta el sentimiento del pueblo

“Yo considero que no existe ninguna violación a derechos humanos, a las garantías de los ciudadanos (expresidentes) porque en el caso de qué se lleven a cabo estos juicios, los tiene que hacer la autoridad competente, en el marco de la legalidad que prevalece, dándole al implicado las garantías de defensa, de qué no se violen sus derechos humanos”.

Previamente, al responder a una pregunta sobre la renuncia de Jaime Cárdenas, ahora ya exdirector del Instituto para devolver al pueblo lo robado, López Obrador reiteró su tesis de que, “cuando hay que optar entre el derecho o la justicia, tiene que prevalecer la justicia… la ley es para el hombre, no el hombre para la ley”, subrayó.

¿Van los ministros de la Corte declarar inconstitucional la consulta?

Pues deberían antes meditar sobre el sentimiento de los mexicanos que reclaman enjuiciar a los expresidentes, advirtió.

LA SENADORA DE ARMAS TOMAR

En este mismo sentido, Lucia Trasviña, senadora de Morena por Baja California Sur, quien se ha significado por aparecer en redes portando arma al cinto como cacique de pueblo bravo, y por ejercer lenguaje duro en la tribuna, desde donde ha lanzado mentadas de madre y retos, sobre todo a legisladores panistas, advirtió ayer a los ministros de la Suprema Corte que por encima de la Constitución está la voluntad del pueblo.

“El poder del pueblo, es el poder de todos los poderes, por eso es el gran soberano”, indicó.

Así al conocer el proyecto del ministro Luis María Aguilar para declarar inconstitucional la petición de Consulta Popular de AMLO, la senadora Trasviña se quejó de que el ministro no haya entrado al fondo de la petición.

“El fondo de la pregunta es muy claro: ¿Quiere el pueblo que sigan los intocables?”.

Agregó:

“Esperamos de los señores ministros empatía con el pueblo como dice nuestro presidente López Obrador, y que no se dejen intimidar. Preguntarle al pueblo lo qué quiere es el ejercicio más democrático y justo y eso, eso no es inconstitucional”.

RESPETAREMOS LA DECISIÓN DE LA CORTE

A contrapelo de se su compañera de bancada, Ricardo Monreal, líder de la mayoría de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado aseguró que la mayoría de sus compañeros respetará la decisión de la Suprema Corte sea cual sea.

Consideró que al final se impondrá la razón, el buen juicio y se atenderá el reclamo de justicia de la ciudadanía.

Doctor en Derecho Constitucional, recordó que vivimos en un Estado de derecho y que “no debemos alterarlo; vivimos bajo el principio de legalidad y todos tenemos que observar lo que el máximo tribunal de justicia diga, resuelva y emita”.

«No quiero adelantar vísperas ni aventurarme en un pronóstico sobre la resolución que emitirán -dijo-, pero estoy seguro que hay ministras y ministros de corte liberal, por lo que se impondrá la razón».

RESPUESTAS A AMLO

Como su pecho no es baúl que guarde resentimientos y calle revires, dice, Andrés Manuel López Obrador pidió ayer en su mañanera que estaría bien que los historiadores Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze, el periodista Pedro Ferriz y el presidente de la Coparmex Gustavo de Hoyos se sumaran a los militantes de FRENAAA que exigen su renuncia y pusieran también su casa de campaña en la plancha de la Constitución.

Ferriz le respondió que él está en Estados Unidos, pero que regresará a sumarse justamente al plantón de FRENAAA en el Zócalo y a transmitir su programa de radio digital desde ahí. Gustavo de Hoyos se apuntó y le dijo, que aunque no forma parte de FRENAAA ni está de acuerdo en lo que piden, se apunta a asistir a Palacio a una audiencia y que espera que AMLO diga día y hora, así como temas para debatir.

Aguilar Camín y Krauze no lo pelaron.

EL OJO DE LA PRENSA INTERNACIONAL SOBRE AMLO

En su artículo “La guerra de AMLO contra la intelectualidad”, la revista “The Economist” se pregunta por qué el presidente Andrés Manuel López Obrador teme a dos pequeñas revistas mensuales, Nexos y Letras Libres y afirma que sus directores Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze son los “jefes de la intelectualidad durante todo el periodo neoliberal”.

Recuerda que en sus mañaneras el mandatario ha “insinuado que ambos actuaron como propagandistas contratados para los gobiernos de sus predecesores”, y afirmado que los historiadores Aguilar Camín y Krauze “pertenecen a la agrupación conservadora a la que le gustaría mantener el mismo régimen de corrupción, injusticias y privilegios”.

Para la revista británica todo ello “parece un intento de silenciar las voces críticas en los medios mexicanos por parte de un presidente populista que ya ha obstaculizado instituciones previamente independientes como la Corte Suprema y las agencias reguladoras”.

Los dichos del mandatario, advierte The Economist, se convierten en más que una amenaza no sólo a la crítica y a la libertad de expresión, sino a la integridad de sus autores en un país donde la palabra del presidente tiene una fuerza extraordinaria.

“La palabra presidencial es muy poderosa en México. No sabes cómo lo interpretará la gente si continuamente señala a alguien como un enemigo”, dijo Krauze a la revista británica.

Si se observa que las dos revistas, Nexos y Letras Libres, no van más allá de los 30 ejemplares impresos no se entiende el por qué AMLO les tiene miedo.

“Hay dos razones aparentes. Una es que es temperamentalmente alérgico a las críticas. La otra es que está siguiendo una estrategia populista de dividir a su país en «el pueblo» y «los reaccionarios», adelanta la revista.

En este contexto no importa qué tanto Krauze como Aguilar Camín hayan sido feroces críticos de gobiernos anteriores, dice.

La percepción de The Economist se fortalece frente a la reacción de López Obrador ante una carta pública firmada por 650 intelectuales, académicos, científicos, investigadores, personajes de la cultura y periodistas quienes afirmaron que hoy en México “está amenazada la democracia” debido los ataques y amagos contra la libertad de expresión lanzados por el Presidente.

 …rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa