CIUDAD DE MÉXICO, 15 de octubre, (ALEJANDRO LELO DE LARREA / CDMX MAGACÍN).—El ex presidente Felipe Calderón está en serios problemas, y parece ser que su futuro es el destierro político o la cárcel.

Sí, con la negativa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de otorgarle el registro a su intento de partido político, México Libre, el ex mandatario queda desprotegido políticamente. Aquí una prospectiva de lo que podría venir para él.

1.—Calderón requiere de fuero político para salvarse de la cárcel, porque viene una consulta en 2021 para que la gente vote si debe o no ser enjuiciado. La previsión es que más del 90% de la gente vote por el sí. Calderón sería sometido a proceso penal por delitos de lesa humanidad, pues metió al país en una guerra contra el narcotráfico, que dejó decenas de miles de muertos.

2.—Las posibilidades para que Calderón obtenga el fuero eran dos: su partido político, que ya fue, y que el Partido Acción Nacional le volviera a dar cobijo, y le diera una candidatura a diputado federal por la vía plurinominal para que seguro llegue. Pero eso es casi imposible que ocurra. En el PAN está apestado y el grupo dominante ahora es su enemigo.

3.—Sin fuero, Calderón estaría al borde de la cárcel, por lo que acaso la única forma de evitar ir a prisión sería un autoexilio. Que se vaya del país por voluntad propia. El destierro político. Esto incluiría que se calle la boca respecto del actual gobierno, y que apague sus redes sociales.

4.—Con ello quizás el presidente Andrés Manuel López Obrador se la podría perdonar, vía la Ley de Amnistía para los ex presidentes, que aprobarían Morena y sus aliados inmediatamente después de que la gente vote por enjuiciarlos.

 

Así, el escenario más probable es que Calderón sólo tenga alternativa entre ir a prisión o el destierro político.