+Plática con Francisco sobre iniciativas sociales

+Destacan reivindicaciones contra racismo, brutalidad policial y desigualdad

+Encuentro, calificado de «inspirador», dura 30 minutos

 

Ciudad de México, 24 de noviembre (BALÓN CUADRADO).- En el marco de la rabiosa brutalidad policiaca en Estados Unidos –que ha caracterizado 2020–, contra la comunidad afrodescendiente, una delegación de cinco jugadores de la NBA y dirigentes del sindicato fue recibida, en privado, ayer por el papa Francisco, en el Vaticano para conversar sobre sus iniciativas en favor de la justicia social.

“Nos sentimos muy honrados de tener esta oportunidad de venir al Vaticano y compartir nuestras experiencias con el papa Francisco», dijo el veterano escolta Kyle Korver en un comunicado difundido por la Asociación de Jugadores de la Liga de Basquetbol (NBPA).

“Su apertura y afán por discutir estos temas fue inspirador y un recordatorio de que nuestro trabajo ha tenido un impacto global y debe seguir avanzando”, subrayó Korver.

También participaron Sterling Brown, Jonathan Isaac, Anthony Tolliver y el italiano Marco Belinelli.

“Esta reunión valida el poder de las voces de nuestros jugadores”, afirmó de su lado Michele Roberts, directora ejecutiva de la NBPA.

“El hecho de que uno de los líderes más influyentes del mundo haya querido tener una conversación con ellos demuestra la influencia de sus plataformas”, resaltó.

La NBA y sus jugadores se han implicado en los últimos meses en las reivindicaciones contra el racismo, la brutalidad policial y la desigualdad social.

Estrellas de la NBA marcharon en las calles e impulsaron una serie de gestos diarios de protesta durante los playoffs celebrados en la sede burbuja de Disney World (Orlando).

Dos de los jugadores que viajaron al Vaticano, Kyle Korver y Sterling Brown, fueron parte del equipo de Bucks de Milwaukee que se negó a jugar en protesta por el ataque a tiros de policías contra el afroestadounidense Jacob Blake, en Wisconsin.

El boicot de los Bucks forzó un parón de varias jornadas de la postemporada y fue seguido por equipos de otras competiciones, como las Grandes Ligas de beisbol, la liga de basquetbol femenina (WNBA) y la de futbol (MLS).

Los jugadores de la NBA también presionaron a los dueños para crear y financiar la primera fundación de la liga destinada a impulsar a comunidades humildes afroestadounidenses. Además, lanzaron iniciativas para facilitar el acceso al voto en las elecciones presidenciales.

“Con el apoyo y la bendición del Papa, estamos entusiasmados de encarar esta próxima temporada revitalizados para seguir presionando por el cambio y uniendo a nuestras comunidades”, señaló Tolliver.

En declaraciones al The New York Times, Korver dijo que el encuentro con el Papa duró unos 30 minutos y recibieron la invitación apenas dos semanas atrás.