Balón Cuadrado

Jesús Yáñez

+Corrupción, cuatachismo, compadrazgos, nepotismo, extorsión… caracterizan la gestión de Ana Guevara

+Apocalípticos demonios históricos imposibles de exorcizar que atenazan a una nación, más allá de las canchas

+La medallista olímpica en Atenas 2004 considerada la más corrupta de la actual administración

+Soslaya a la Conade en sus informes, dos años después de que Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México

+Tampoco menciona el beisbol, su pasión, que tendrá inversión de tres mil 100 millones de pesos al final de su gobierno

+El tabasqueño vino a poner desorden al caos

A capricho, en dos años –que se cumplieron este 1 de diciembre–, Andrés Manuel López Obrador ha desmantelado los frágiles cimientos del Estado mexicano, emanados de la revolución de 1910. Deporte, entre ellos, uno de los principales pilares. Simboliza tsunami lo que AMLO ha dado en llamar la Cuarta Transformación.

Después que pase la devastación del país su reconstrucción tardará dos o tres décadas. Pero él esta con vencido, embriagado con sus propias palabras, discurso desaforado, desde el demoniaco púlpito de las mañaneras que hace el milagro de la “purificación” del país.

Y donde sus programas sociales son “limosna ideológica”.

Eficaz compra de conciencias.

Hay quien piensan que ya vivimos en la “Venezuela del norte”.

Sus conferencias matutinas se han convertido en risoterapia para sus detractores. Igual que los ocho “informes” de su administración en 24 meses. Vil propaganda política. Más no ejercicio del poder. Donde la palabra deporte han sido mencionada de manera fugaz. Y sus siete letras desaparecieron de sus labios el 1 de septiembre y el pasado lunes.

Se ha convertido en merolico, donde simbólicamente nos espanta con “chimino animal del demonio”: el neoliberalismo y conservadurismo. No ejerce para lo que luchó 18 años: presidente de México.

Quería su juguetito y ahora no sabe qué hacer con él. Todos son  pretextos y otros datos. siempre haciéndose la víctima. Y no hay peor villano en la vida que quien se victimiza. Porque los malos siempre son los otros. No asume su dosis de responsabilidad.

En términos llanos: carece de hombría.

Aquella ley no escrita, desde la sociología, que el deporte es relejo de un país está tatuada en la delgada piel de la –llamada con ácida sorna– CuatroTe.

Hace dos años, corrupción, cuatachismo, compadrazgos, nepotismo, extorsión –demonios históricos imposibles de exorcizar que atenazan a una nación– caracterizan a la Comisión que encabeza la polémica Ana Guevara. Y para que ocupara el cargo hubo otro acto de dudosa moral.

En febrero de 2019, la Junta Directiva de la Secretaría de Educación Pública (SEP) tuvo que modificar sus estatutos para que Ana Gabriela pudiera asumir la titularidad de Conade.

Según el diario El Universal, para asumir dicho cargo, estaba establecido que la persona debía contar con un grado de licenciatura y la exvelocista solo tiene un certificado de secundaria.

Vivimos suerte de AMLOcidio.

Sucedió con el PRI, ocurrió en el PAN y acontece en Morena. Políticos de siempre. Porque el pueblo es el mismo: son patético espejo uno de otro.

A 730 días de sombrío gobierno, resultan nada halagüeños los resultados del deporte oficial, de cara a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2021, dentro de casi un año, los atletas se tendrán que rascar con sus propias uñas… Amén de la desaparición del Fodepar, uno de los 103 fideicomisos que AMLO decidió desaparecer, con el manido argumento que nadaban en el albañal de la corrupción.

Seguramente sí. Pero no todos.

Si bien ofreció que los deportistas recibirán los apoyos directos que otorga ese fideicomiso, tendrán que distraerse de su actividad física en labores administrativas: buscar hoteles, campamentos, agencias de viajes, alimentación …

Una de las peliagudas aristas del alcantarillado “austericidio” nacional.

Tampoco Conade cumple con su función de fomento a la activación física de fomento a la salud. México tiene medalla de oro en obesidad infantil y comparte el primer lugar en adulta con Estados Unidos. Y que se agrava debido a la pandemia de covid 19… Ya rebasamos a los 107 mil decesos. Muertes que lo hacen uno de los cinco países más letales en el mundo por este flagelo mundial.

Aunque AMLO se ufana que todo está bajo control. Y que todas las adversidades le hacen lo que el viento a Juárez.

Escenario más sombrío cuando se estima que el crecimiento económico al final del presente años será entre -8% y -10 por ciento. Algo que no sucede el otro país del mundo en el marco de la pandemia.

Aunque, eso sí, en su mensaje triunfalista de este lunes, en el patio central de Palacio Nacional, donde hasta las paredes lloran, reconoció que “no todo es perfecto”.

Acto consciente o inconsciente: mea culpa.

Ana Guevara lleva a sus amigos y a allegados de AMLO Panamericanos

(Ana Guevara, la más corrupta de la CuatroTe)

El 3 de marzo pasado, cuando comenzaba la pandemia por covid 19 en México, en entrevista con el periodista Jorge Ramos, Javier Hernández, jugador del LA Galaxy de la MLS, criticó la administración del presidente López, que resumen, en unas cuantas palabas, sus dos años de gobierno.

-¿Última pregunta, cómo ves a López Obrador? interrogó Ramos.

Respondió El Chicharito:

“Hay muchísimo más que puede hacer. Y yo sí creo que se podría decir que, en vez de ir para adelante, vamos un poco hacia atrás”.

No era la primera vez que Hernández se mostraba crítico con el actual tsunami Cuatrotero.

Días previos a la entrevista con Ramos, en una charla con el youtuber, Alex Montiel, el futbolista –amigo del expresidente Enrique Peña Nieto– habló acerca de lo que no le parecía México con el actual gobierno.

Lamentó:

«Nuestro país está pasando por una etapa muy cabrona.”

Y reconoció:

“Da mucha tristeza y frustración toda la impunidad, todo lo que sucede. Que cada vez haya muertes de mujeres, de hombres de niños, desaparecidos.»

No afloró en sus labios la palabra que devela la máscara populista del presidente López, plagada de mentira con una gruesa coraza: corrupción.

También apareció la voz de Javier Aguirre, extécnico de los Ratones Verdes y de un sinnúmero de equipos españoles. Hace unos meses, llegó a calificar de “frívolo” a AMLO. Aunque luego reculó.

No se olvida que El Vasco, como técnico del Tri, fue matraquero del gobierno d Felipe Calderón –2006-2012–. Apareció spots propagandísticos.

En dos años del gobierno, López Obrador vino a poner de desorden al caos con sus políticas públicas. Con el pretexto de su feroz lucha contra la corrupción, en favor la austeridad republicana.

AMLO: sierpe que acaba mordiéndose la cola todas las mañanas.

Sin embargo, el pueblo aprueba su gobierno. Tiene entre 60% y 65% de simpatías, con respecto al 80% con que llegó al poder. Aunque en sus datos asegura que ronda 71%.

Porque casos de corrupción en el actual gobierno sobran.

Como confeti en fiestas navideñas o el 15 de septiembre.

Han sido documentados por la prensa nacional e internacional, además de Ana Guevara, las oscuras fortunas Manuel Bartlett, director de la CFE, Irma Eréndira Sandoval, secretaría de la Función Pública  -y su esposo John Ackerman, quien hace periodismo militante en favor de la CuatroT–, Pío, hermano de AMLO…

¡Ufffffff!

Olvidaba, ¡Dios santo! al presidenciable: Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.

¿Alguien recuerda la Línea Dorada del metro?

Los hijos de López, de la noche a la mañana, se convirtieron en prósperos empresarios, nadamás llegó el papá al poder. Pese a que se ufana que, como luchador social, siempre traía 200 pesos en la cartera. Jamás ha usado tarjeta de crédito.

Aunque López Obrador insiste que ya se acabó la corrupción en el país, 64.3 por ciento de los mexicanos considera que persiste deshonestidad en el gobierno de la CuatroTe. Y, en opacidad en manejo de recursos oficiales, se lleva la medalla de oro Guevara Espinoza.

De acuerdo con la encuesta mensual de México Elige, 2 de cada 3 mexicanos opinan que sí hay corrupción en el gobierno de López Obrador.

En el caso particular del mandatario mexicano, el 44.7 por ciento de la población piensa que no lo es; mientras que el 42.7 por ciento cree que sí.

Respecto a los funcionarios más corruptos, según esa organización, la exrenia mundial de la velocidad, es el personaje con la percepción más alta del gabinete federal.

Con el 73 por ciento Ana Guevara es considerada la funcionaria más impresentable del gobierno de la CuatroTe; seguida de Manuel Bartlett, con 69.6 por ciento; en tercer lugar se encuentra Octavio Romero, director de Pemex, con 62.6 por ciento, dijo el director de México Elige, Sergio Zaragoza al periodista Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula.

Los servidores públicos considerados menos deshonestos son: Rafael Ojeda, secretario de Marina, con 43.8 por ciento; Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, con 44.9 por ciento; y Arturo Herrera, secretario de Hacienda, con 45.9 por ciento.

México Elige, de acuerdo con su perfil en Facebook, es una plataforma informativa sobre las elecciones “y los que quieren acceder al poder” público en México. Su misión, argumenta, “es incentivar con datos a los ciudadanos para que elijan mejor”.

Desde su creación en 1988, durante el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari, Conade es una suerte de Cueva de Alí Babá y sus 400 ladrones.  La han dirigido: Raúl González, Ivar Sisniega, Nelson Vargas, Carlos Hermosillo, Bernardo de la Garza, Jesús Mena, Alfredo Castillo.

En lo que va del siglo, cerca de 70 mil millones de pesos han invertido en deporte los gobiernos del –también llamado con sorna, porque son más de lo mismo– MOREPRIAN –en 2017 Nelson Vargas, expresidente de Conade afirmó a Balón Cuadrado que, según sus cuentas eran 63 mil millones de pesos– y los resultados positivos no se miran por ningún lado.

Ni se mirarán.

Va una oscura perla del largo collar de la CuatroTe:

Durante dos años al frente de Conade, Ana Guevara mantiene ‘récord olímpico’ de corrupción.

Desde junio de 2019 a la fecha, la revista Proceso ha publicado siete reportajes en los que ha dado cuenta de un mecanismo de corrupción mediante el cual el dinero del Fodepar fue desviado -con la ayuda de los “entrenadores” y analistas técnicos- hacia un grupo de empresas “facturares” con sede en Ciudad del Carmen, Campeche, y que simulan operaciones financieras para defraudar al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

En días pasados se revelaron más irregularidades en el manejo de los recursos públicos –del ya desaparecido Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar)–, resultado de la auditoría realizada a la Conade durante el segundo semestre de 2019: asciende a más de 100 millones de pesos.

Que se suman a los resultados de la primera auditoría que señala un desvío de recursos por 50.8 millones de pesos.

El titular del Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Filiberto Otero Salas, informó desde el 30 de septiembre último al subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Óscar Juanz, que tiene como fecha límite el próximo 4 de diciembre para solventar las cinco nuevas observaciones.

Es decir, mañana.

La imagen puede contener: 2 personas

(Diario Reforma, abierto crítico de López Obrador)

De acuerdo con el informe de auditoría, publicado en el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (Sipot), cuatro de las cinco mencionadas observaciones están relacionadas con malos manejos financieros y administrativos en el Fodepar, publicó la revista Proceso en su agencia noticiosa Apro.

Otra de ellas tiene que ver con las irregularidades detectadas en la contratación y prestación de servicios en la partida presupuestal denominada capítulo 3000 que opera la subdirección de Calidad para el Deporte que encabezaba Israel Benítez Morteo, cuñado de Juanz, y quien fue destituido por la SFP.

Fue por los actos de corrupción en los que estuvo involucrado y que quedaron al descubierto en la auditoría realizada a los recursos públicos ejercidos de enero a junio de 2019.

Los resultados de la auditoría número 2/2020 revelan irregularidades detectadas en el otorgamiento, aplicación y comprobación de recursos públicos del Fodepar otorgados a distintas federaciones deportivas, así como a un grupo de personas que se hicieron pasar como “entrenadores” para ser beneficiarios de este fideicomiso.

El informe de auditoría destaca puntualmente las “irregularidades detectadas en la documentación comprobatoria”, destaca la nota, firmada por la reportera Beatriz Pereyra.

Otra de las irregularidades se refiere a la indebida creación de una figura denominada “analistas técnicos”, mediante la cual durante la administración de la exaleta al frente de la Conade se ha utilizado para sacar dinero del fideicomiso Fodepar pues recibieron “apoyos directos”.

En el Sipot sólo está disponible el informe de auditoría que consta de tres páginas, pero no los detalles de las cinco observaciones.

En este esquema han participado un grupo de servidores públicos de la Conade que en su mayoría ya fueron destituidos.

Corolario:

AMLO ha hecho del beisbol, su deporte favorito, uno de tantos caprichos personales.

Hasta la ignominia.

Al final de su gobierno, erogará una inversión de tres mil 100 millones de pesos al final de su gobierno en este deporte, entre Probeis, que tiene oficinas en Palacio Nacional, que recibe presupuesto anual de 350 millones de pesos.

Además, dos estadios adquiridos en Sonora –en plena pandemia, en lugar de invertir en pruebas rápidas contra Covid 19– para hacer semillero de peloteros susceptibles de llegar a grandes ligas por unos 500 millones de pesos cada uno–.

Del deportecidio al AMLOcidio nacional.