+Cuando, argumenta  el defensa Shaggy Martínez, “había otros equipos, otros cuerpos técnicos”

 +En la Máquina de hoy, aclara, el grupo es diferente y sólo vive el presente

+ Por lo que, afirma, están concentrados en vencer a la UNAM en la semifinal del torneo Guardianes 2020 y después pelear por título liguero

+ Los celestes, uno de los cuatro equipos más populares del futbol mexicano, quieren revancha

Ciudad de México, 3 de diciembre (BALÓN CUADRADO).– Pocas voces autocríticas hay en el balompié mexicano. Por lo general nadan en la alcantarilla de lugares comunes. Quizá los peores: para ver de qué estamos hechos; en el futbol se gana, pierde o empata; fuimos mejores, aunque perdimos; nos morimos en la raya.  José Shaggy Martínez, defensa de Cruz Azul, demostró inusual sensatez y sentido común. Y aseguró que al actual plantel celeste no le corresponde cargar con la presión de los casi 23 años que lleva el club sin ganar el título.

Por lo que, aclaró, sólo están concentrados en vencer a Pumas –ambos clubes dos de los cuatro equipos más populares del balompié local, con América y Chivas– en las semifinales del torneo Guardianes 2020 para después avanzar a la pelea por el campeonato.

Argumentó:

“Hablar de hace 23 años, cuando había otros equipos, otros cuerpos técnicos. Son situaciones que vivieron ellos y que obviamente son parte de la institución. Pero nosotros no tenemos por qué cargar esa cruz, debemos vivir el presente.”

Hoy el grupo es diferente, aclaró, “incluso al que estaba hace seis meses o hace 10 años, y tenemos que disfrutar el momento. La presión siempre existe por ser un club grande, pero esa cruz, que tal vez muchos quieren que carguemos, es de otras personas y de otros tiempos, ahora sólo tenemos que trabajar y pelear por lo que queremos como grupo, declaró ayer en una conferencia de prensa virtual.”

Agregó que, por ahora, La Máquina tiene que pensar primero en ganar este jueves, “y después el domingo, la realidad es que no podemos visualizar la final cuando hay un escalón antes, hay ocasiones que uno se concentra en eso y se tropieza. Por el momento estamos metidos en Pumas, enfocados en superar esta etapa, que es muy importante.”

La serie de semifinales ante el conjunto auriazul, reflexionó, la tomarán como una revancha, luego de caer (2-1) ante los felinos en la última jornada de la fase regular del certamen.

“Nos sacaron el partido en los últimos minutos y nos quedamos con la espinita. Y, bueno, qué mejor oportunidad que (enfrentarlos) en la semifinal. Sabemos que no será fácil, pero si realmente queremos lograr cosas importantes, tenemos que demostrarlo en la cancha”, sostuvo.

En ese mismo tenor, reconoció que el conjunto dirigido por el entrenador uruguayo Robert Dante Siboldi aún tiene algunos aspectos qué mejorar para no volver a ser superado por el cuadro universitario.

“Debemos tener un poco más de posesión de balón. En los últimos instantes, que son los más importantes, dejamos de hacer cosas, pero tenemos que estar concentrados los 180 minutos”, mencionó de cara al partido de ida de dicha serie, el cual realizará este jueves.

“El ambiente es bastante agradable, tenemos la motivación al cien, yo lo comparo mucho con Pachuca en 2016, cuando me tocó quedar campeón, dios quiera que esta vez lo consigamos, sabemos que esto es paso a paso, son partidos importantes, de matar o morir.”

Abundó:

“Por ahora el grupo está muy bien en cuanto a hacer bromas, y a exigirnos tanto en la cancha como en el vestidor. Obviamente somos diferentes, pero en general nos llevamos bien, todos aguantamos carilla y demás. Estamos trabajando bien en la cancha y eso es lo más importante, los resultados se están dando.”

Finalmente, indicó que no lo desanima la poca participación que ha tenido en el presente torneo Guardianes 2020, y afirmó que seguirá trabajando al máximo para poder estar listo cuando el entrenador lo requiera.

“El futbol como la vida da vueltas, la realidad es que no sabes cuándo te puede tocar, pero tienes que estar preparado por si entras los 90 minutos o sólo uno.

“Somos un equipo, donde hay más de 20 jugadores y únicamente participan 11, así que debes estar listo si quieres sumar, hoy el grupo está muy unido y todos estamos en la misma línea, trabajando para aportar ya sea dentro o fuera de la cancha», apuntó.