+Acusan de corrupción a Enrique Bonilla, expresidente de la Liga MX

+El técnico Hugo Fernández argumenta que el federativo le pedía dinero para dejarlo dirigir

+“El que lo quiera creer, que lo crea, el que no, que no lo crea”, declara el estratega uruguayo

+Si quieren una demanda, adelante, reta

 

Ciudad de México, 13 de enero (BALÓN CUADRADO).- Otra raya al tigre de la corrupción que prima en el balompié nacional. Hugo Fernández, 75 años de edad, exjugador del Puebla a finales de los 70’s  –técnico de diversos equipos en el futbol mexicano–, denunció de un supuesto acto de extorsión a Enrique Bonilla, ex presidente de la Liga MX, hoy encargado de las relaciones internacionales del organismo. Y adelantó que está preparado para una posible demanda en su contra.

Por medio de su página de Facebook, el uruguayo indicó que Bonilla le pedía dinero para dejarlo dirigir, a lo que él se negó. Algo similar ocurre entre entrenadores, quienes suelen pedir un porcentaje por la contratación de jugadores. Y donde los promotores ahora juegan un perverso papel en la brillante oscuridad que caracteriza este deporte, hace medio siglo, al amparo de la Federación Mexicana de Futbol.

“Quiero comentar», narró Fernández, «que no estoy dirigiendo a ningún equipo porque hace más o menos 10 años, Veracruz se interesó en mis servicios y el señor Enrique Bonilla me pidió un dinero para que yo pudiera hacerlo, no se lo quise dar porque no me gusta esa clase de gente, a partir de allí no me permitía dirigir, llamando al club que me quería contratar.»

Le decía a su directiva, explicó, “que no lo hiciera, no sé cómo tenía tanta fuerza si un equipo tenía esa intención. Me perjudicó en mi carrera y tengo gente que sabe que siempre que había un equipo que mostraba interés en mis servicios, él no lo permitía.”

Puntualizó:

“Yo no tenía por qué darle dinero, además siempre me decía que él tenía que repartir con el señor Rocha Banda (expresidente de la Comisión de Controversias) y otra persona, ya diré su nombre”.

Fernández como técnico dirigió a equipos como el Puebla, del cual también fue director deportivo, Tigres, Tampico Madero, Irapuato, Veracruz, Lobos BUAP y Dorados. Desde el 2008, no dirige.

Tras la publicación, el estratega declaró a la televisora ESPN que “el que lo quiera creer, que lo crea, el que no, que no lo crea. Si quieren una demanda, adelante. Yo voy a mantener lo mismo. A mí la presión no me llega”.

El uruguayo que radica en Puebla comentó que el suceso ocurrió en la etapa previa a dirigir a los Dorados de Sinaloa, en 2006, y el argumento para solicitarle dinero fue que tenía una demanda en contra del equipo de Culiacán, y por eso no podía tomar el mando de los escualos.

“Veracruz me quiso contratar, cuando estaba Raúl Quintana. Bonilla le llamó diciéndole que yo estaba en una demanda o algo por el estilo. Es ridículo, porque según estaba demandando a Dorados porque me tenía que pagar. Era un dinero que me debía la directiva y lo reclamé para que me pagaran, nadie me defendió, pero pedir dinero sí. Yo por decir la verdad no pude dirigir más”, recordó Fernández.

Después de su experiencia con los Dorados de Sinaloa, no volvió a dirigir en México y reconoce que en varias ocasiones se le solicitó el dinero para volver a los banquillos.

“Quiero aclarar algo. Decían que al señor Rocha Bandala le tenía que dar una parte del dinero, pero él no me pidió nada, él no estaba en esa reunión”, aclaró.

“Me da pena porque es un señor que falleció, es una mentira. No sabe para dónde agarrar, por qué no hacen un careo entre Enrique Bonilla y yo”, sugirió Fernández.

(Con información del portal elcomentario.ucol.mx)