22 septiembre, 2021

Acaricia sueños Jaime Lozano: dirigir en Europa y al Tri

Jaime Lozano, 42 años, medalla de bronce en Tokio, no descarta dirigir en Liga Mx.

 

 

+Tras el bronce en Tokio 2020 confirma que deja súper Ratones Verdes Sub-23

+Su legado, escala para ser top 8 mundial

+Encabeza a una generación de entrenadores jóvenes con nuevos horizontes

+La Federación Mexicana de Futbol (FMF) evaluó su ciclo como un paso más para posicionar al Tri entre los 8 mejores del mundo

+La Comisión de Apelaciones de la FIFA define hoy el castigo por grito homofóbico

 

Ciudad de México, 24 de agosto (BALÓN CUADRADO).-  Emocionado, Jaime Lozano –hijo de los actores Jaime Lozano y Ana Bertha Espín– finalizó, oficialmente, su relación con los súper Ratones Verdes Sub 23. Tras su paso de dos años y medio dejó un legado de ensueño: una medalla panamericana, una olímpica y el traspaso de un juvenil a Europa (Johan Vásquez, al Genoa de Italia).

Y hereda un halagüeño futuro personal y en el balompié nacional.

“Quiero ser relevo generacional. Seguir preparándome y algún día estar en Europa dirigiendo a un gran equipo”, se despidió ayer el Jimmy, en lo que calificó como un “hasta luego”, en charla virtual con Gerardo Torrado, director de selecciones nacionales, y Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

Lozano, quien acuñó la frase célebre ‘Hecho en CU’, agradeció a federativos, clubes, al seleccionador Gerardo Martino, jugadores y a su cuerpo técnico por haberlo acompañado en la etapa que comenzó en diciembre de 2018 y redondeó en Japón. Y que estuvo llena de contratiempos.

Sobre todo, por la pandemia. Pese a ello, logró subir al podio. Sólo detrás de España y Brasil. El entrenador dedicó emotivas palabras a su círculo familiar y a la afición.

Eso, sí, no quiso revelar si ya ha recibido ofertas de clubes mexicanos, pero admitió:

“Me gustaría tener una bonita oportunidad en la liga. Quiero, junto con mi cuerpo técnico, ganar experiencia. Los sueños hay que pelearlos, buscarlos, y deseo estar totalmente preparado a futuro para tener la posibilidad de ser candidato a dirigir a la selección mayor”.

El ex entrenador olímpico tiene 42 años, una edad muy joven en comparación de algunos de sus colegas, como Víctor Manuel Vucetich (66) o Miguel Herrera (53), entre otros.

Sin embargo, sus aspiraciones siguen fincadas en el desarrollo personal y profesional.

Y definió así su futuro :

“Siempre he dicho que me considero alguien que quiere hacer un cambio generacional y no un relevo. Quiero hacer las cosas muy bien. Espero algún día estar en Europa dirigiendo”.

Lozano se posicionó como el segundo mejor entrenador que ha tenido la categoría sub 23, la más ‘adulta’ dentro de todas las selecciones juveniles. Sólo superado por el oro de Luis Fernando Tena en Londres 2012.

Su nombre empieza a sonar entre los aficionados de Chivas y Pumas, dos de los cuatro equipos más populares del futbol mexicano –con Cruz Azul y América— que ahora se ubican de media tabla para abajo.

“Por el momento no me gustaría hablar de eso. Por respeto a los colegas que están dirigiendo a estos equipos (…) Me encantaría tener una muy bonita oportunidad nuevamente en la liga. Estoy muy agradecido que clubes tan importantes busquen que yo los dirija”.

Pero, aclaró, “(ahora) tienen a la gente idónea. Voy a esperar. Después de hoy (despedida de la FMF) pasarán algunas cosas. Tenía que esperar a cerrar mi ciclo en selección y seguramente en estos días platicaremos un poquito más y vendrá alguna noticia”.

Durante el torneo olímpico, Jaime mencionó que le gustaría ver a más futbolistas mexicanos emigrando a Europa. Ahora, con sus deseos de dar el salto a ese continente, describió cuáles deben ser los pasos de otros entrenadores jóvenes para lograrlo:

“Primero, estar muy preparados. La preparación debe ser constante para tener oportunidades en donde estamos. Luego, dar resultados. Algo muy bueno en este preciso momento es que Nacho Ambriz está en una liga de muy buen nivel (Segunda División de España), así como Gonzalo Pineda (en la MLS)”.

Es importante, elogió, “que nos den la posibilidad de trabajar, estar preparados y después dar resultados, porque para muchos directivos y aficionados esto es lo realmente importante”, expresó Lozano.

Mientras llega la oportunidad para dirigir en el Viejo Continente, describe que se prepara con cursos y viajes de observación a clubes y técnicos de allá.

Su decisión de dejar a la selección nacional la tomó prácticamente desde que la tomó, a finales de 2019. Lo que ha cambiado es que, insistió, le gustaría regresar al Tri mayor.

Pero con una trayectoria más pesada en experiencias y conocimientos.

Insistió:

“Los sueños hay que pelearlos y quiero estar totalmente preparado para mañana, cuando tenga posibilidad de ser candidato a selección mayor. Ahora, aunque hubiera ganado oro en Tokio, esta decisión ya la teníamos muy clara ambas partes (él y la FMF). Quiero seguir creciendo y mejorando”.

Torrado, en su turno, puntualizó que el nuevo estratega de la Sub-23 saldrá de entre los técnicos de equipos menores Luis Pérez (Sub-20), Raúl Chabrand (Sub-17) y Cristian Flores (Sub-15). Descartó a cualquier otro fuera de ese ámbito, pues todos ellos son muy talentosos.

Y deslizó el perfil ideal para sustituir a Lozano, rumbo a los Juegos Olímpicos de París 2024:

“Mexicano, joven, bien preparado, con gran ilusión de querer dejar huella tanto en selección como en la Liga MX y en otros países”.

Aunque el directivo no descartó a un extranjero, le da prioridad a los que ya trabajan dentro de la estructura de la FMF: Luis Pérez, entrenador de la selección varonil Sub 20; Raúl Chabrand, Sub 17; y Christian Flores, Sub 15.

“Tenemos gente muy capaz dentro de la estructura de selecciones menores. Tenemos posibilidad de hacer el proceso con ellos. Porque puede ser muy interesante si empiezan a trabajar desde ahora con estos jugadores que pelearán por el Mundial sub 20 (Indonesia 2023) y después por el pase a París 2024; podría llegar muy bien caminado para repetir el éxito de Jaime”, opinó Torrado.

Para los próximos Juegos Olímpicos, los futbolistas deberán ser nacidos de 2001 en adelante. Es decir, los de la generación que actualmente dirige Luis Pérez.

El ex capitán de Rayados, Pérez, tiene 40 años y se sumó a la estructura de la FMF en agosto de 2020, cuando asumió como entrenador de la sub 17. Cuenta con licencia UEFA Pro, un Máster en Dirección Deportiva de la escuela del Real Madrid. Estuvo poco más de dos años como asesor y segundo entrenador en el Club Toledo, de la Tercera División de España.

“Consideramos que tenemos a los mejores en selecciones menores para potenciar el proyecto. Es una gran baraja para que cuando tengamos que elegir podamos hacerlo: Luis tuvo gran experiencia preparándose en Europa, Raúl, con gran experiencia en Liga MX sub 20 al igual que Christian. Tenemos una gran oportunidad de que esta estructura pueda ser exitosa y promoverla para el futuro”, concluyó Torrado.

Se respetará sanción

En tanto, Yon de Luisa informó que la comisión de apelaciones de la FIFA se reunirá hoy y unos días después conoceremos la sanción definitiva:

“Tan pronto la sepamos lo comunicaremos. Seremos respetuosos de lo que determinen por el grito ‘eh puto’ registrado durante el torneo preolímpico celebrado en marzo en Guadalajara”.

Ha sido, analizó, un verano de mucho provecho y de aprendizajes que permitirán tener una mejor clasificación a Qatar 2022. Fue complicado tener dos selecciones compitiendo.

“Aunque perder una final –contra Estados Unidos– en tiempos extra no nos gusta, lo importante es estar ahí, en finales”, dijo en alusión al Tri mayor.

Además, se alegró de que Raúl Jiménez, Hirving Lozano y Andrés Guardado ya salieron de sus lesiones.

Optimista, De Luisa vaticinó un proceso “muy positivo” hacia el Mundial a partir de septiembre, y “si queremos llegar al quinto partido debemos tener una estructura que entre en el top ocho del mundo (…) Hoy Jaime Lozano nos pone en el top tres y Gerardo Martino está trabajando para que esto sea consistente. Queremos estar entre los ocho mejores en todos los sentidos para el 2026”.

Prometer no empobrece.

(Con información de los diarios El Economista y La Jornada)