22 septiembre, 2021

Acelera demoliciones Comisión para la Reconstrucción CDMX; vecinos temen derrumbe en Plaza de la República

Habitantes del edificio ubicado en Plaza de la República 49 tienen miedo de que el inmueble se caiga

Habitantes del edificio ubicado en Plaza de la República 49 tienen miedo de que el inmueble se caiga

La Comisión para la Reconstrucción tiene presión de apresurar su labor, ante la conmemoración por el cuarto año de los terremotos

Los trabajos de remoción en el Monumento a la Revolución deberán terminar antes del 20 de noviembre, día en que se prevé será reabierto por AMLO



CIUDAD DE MÉXICO 02 de septiembre, (GUILLERMO JUÁREZ / CDMX MAGACÍN).—La apariencia de los edificios marcados con los números 49 y 51 en la calle Plaza de la República, que circunda el Monumento a la Revolución, provoca temor a sus habitantes y a vecinos de la zona.

Ambos edificios están dañados. Son sólo dos de los miles afectados por los sismos del 8 y 19 de septiembre de 2017. El inmueble grande, en el número 51, está desocupado, en reparación y sin daños estructurales.

Pero el inmueble del número 49, más pequeño, de 10 departamentos y 2 accesorias, ya se encuentra en los catalogados para su demolición por parte de la Comisión para la Reconstrucción de la CDMX, que apretó el acelerador de sus labores, a unos días de cumplirse el cuarto aniversario de la tragedia. Su titular, Jabnely Maldondado, quiere apresurar el pago de las indemnizaciones por demoliciones, en especial en el primer cuadro de la ciudad.

El caso las inmediaciones del Monumento a la Revolución, que se encuentra en remodelación, tiene un interés adicional: el presidente López Obrador reabrirá el acceso el 20 de noviembre próximo, y no quieren que para ese día todavía haya inmuebles dañados sin indemnizaciones o incluso procesos de demolición.

 

Inmueble para demolición

Del inmueble en Plaza de la República 49, que está ladeado y recargado en el adjunto, una de sus habitantes que prefirió omitir su nombre, nos comenta:

—Tenemos el dato de que este edificio y el de al lado tienen riesgo de caerse, y que ya están catalogados para demolición. ¿Es cierto?

—Bueno sí estamos en riesgo pero ya estamos en tratos de venderlo, porque esto ya es un terreno, ya, listo para la demolición. Inclusive en (el Gobierno de) la Ciudad de México está para demolición, ya tiene desde 2018 o 2019 de que dijeron que lo iban a demoler. No ha pasado nada, entonces lo vamos a vender.

  

Ya tiene desde 2018 o 2019 de que dijeron que lo iban a demoler, no ha pasado nada. Entonces lo vamos a vender: vecina

  

—¿Qué les conviene?, ¿Que el Gobierno se los compre?

—No, pues nos van a querer pagar un peso por cada metro. ¡Usted no sabe cómo son!

 

—¿A usted no le da miedo estar aquí?, que vaya a temblar y se caiga…

—Pues le echamos valor joven, la necesidad lo hace a uno valiente. Sí, pero sí ya nos tenemos que ir, porque esto sí está muy mal.

 

—No sé si el gobierno pueda emitir en algún momento un decreto y lo demuelan a fuerzas…

—No, pues nos van a dar una miseria, hay que venderlo a un particular, porque si nos atenemos al gobernó, ya nos llevó el tren, el gobierno es muy abusivo.

 

Si nos atenemos al gobernó, ya nos llevó el tren, el gobierno es muy abusivo: vecina.

 

Afecta al edificio vecino

Personas que laboran en el edificio del número 51 nos afirmaron que el inmueble está sufriendo daños por la carga del otro. Pero esa es otra historia, de la cual daremos cuenta.

Así, a unos días de conmemorar el cuarto aniversario, avanza ya a marchas forzadas la Comisión para la Reconstrucción. Y tiene en la mira muchos inmuebles, tipo el de Plaza de la República 49, para pagar indemnizaciones y procesar la demolición a la brevedad.

 

Personas que laboran en el edificio del número 51 nos afirmaron que el inmueble está sufriendo daños por la carga del otro. Pero esa es otra historia, de la cual daremos cuenta.
Personas que laboran en el edificio del número 51 nos afirmaron que el inmueble está sufriendo daños por la carga del otro. Pero esa es otra historia, de la cual daremos cuenta.