23 octubre, 2021

Investigado por la UIF titular de la Federación Mexicana de Boxeo

Ricardo Contreras, titular de la FMB --durante casi 30 años y simpatizante del PRI, llamada "dictadura perfecta"-- rechazaba en 2003, que fuera 'bebesaurio" del deporte nacional.

 

 

+Por presuntas irregularidades en los manejos al frente de la FMB, Ricardo Contreras Hernández, es acusado por la Unidad de Inteligencia Financiera

+Sería en correspondencia a la mala ejecución de los recursos económicos por parte del federativo, según el diario La Jornada

+Tampoco sería la primera ocasión en que su titularidad genera controversias

  

 Ciudad de México, 20 de septiembre (BALÓN CUADRADO).- Priista irredento, luego de casi 30 años en el cargo, Ricardo Contreras Hernández, titular de la Federación Mexicana de Boxeo (FMB), es acusado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), debido a presuntas irregularidades al frente de dicha federación, publica hoy el diario La Jornada en su versión digital.

La investigación que la UIF estaría realizando en contra de Ricardo Contreras Hernández, tendría como contexto la reunión del pasado 17 de septiembre entre Santiago Nieto Castillo, titular de dicha dependencia, Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM) y Daniel Aceves Villagrán, presidente de Medallistas y Olímpicos Mexicanos, como parte del refrendo en la lucha contra la corrupción en el deporte nacional.

La investigación de la instancia federal, sería en correspondencia a la mala ejecución de los recursos económicos por parte de Contreras Hernández, quien ha estado al frente de dicha Federación desde hace 29 años.

Esta no sería la primera ocasión en que su titularidad genera controversias.

En 2015, la FMB dejó de ser reconocida como asociación deportiva nacional por parte de la Conade, argumentando irregularidades tanto en la documentación de registro como en las declaraciones de los recursos obtenidos por la Federación Mexicana de Boxeo y su titular, Ricardo Contreras.

En 2008 y bajo la presidencia de Alfonso Pérez, la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) expulsó a la FMB del deporte federado, tan solo dos años después de que Contreras Hernández fuera inhabilitado por desacato y violaciones al reglamento de ese organismo.

Anterior a ello, durante la administración de Nelson Vargas al frente de la Conade, el responsable del pugilismo en el país, también fue cuestionado sobre los manejos y procedencia de recursos y apoyos económicos para el boxeo, por lo que le fue retirado el registro, mismo que recuperó al término del sexenio –2000-2006– del presidente Vicente Fox.