17 septiembre, 2021

Ley de Publicidad Exterior busca regular 4 mil anuncios, dice Sheinbaum

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, expuso que la iniciativa con proyecto de decreto de la Ley de Publicidad Exterior en la CDMX que envió al Congreso capitalino tiene el objetivo de regularizar los más de 4 mil anuncios de publicidad exterior.

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de julio, (REDACCIÓN/ CDMX MAGACÍN).- La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, expuso que la iniciativa con proyecto de decreto de la Ley de Publicidad Exterior en la CDMX que envió al Congreso capitalino tiene el objetivo de regularizar los más de 4 mil anuncios de publicidad exterior.

A su vez, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), Carlos Ulloa, dijo que esta iniciativa busca concluir en breve , el Programa para el Reordenamiento de Publicidad Exterior; definir el tipo de trámite requerido para la instalación legal de publicidad exterior, ya sea autorización, permiso o licencia; dar certeza jurídica a publicistas, anunciantes y demás responsables solidarios; y precisión sobre los medios que se encuentran prohibidos y permitidos, así como sus características.

“Desde mi perspectiva (esta iniciativa) tiene tres elementos sustantivos: la primera, ni un espectacular unipolar más en la Ciudad de México y el ordenamiento de los existentes; dos, los espectaculares de azoteas, se obliga a la empresa a su retiro, a más tardar en un año”.

“Y, tres, una serie de ordenamientos específicos que permiten regular de manera clara la publicidad exterior para disminuir la contaminación visual en la Ciudad de México y, que al mismo tiempo se permita la actividad”, dijo Sheinbaum.

La nueva Ley  expone que entre los medios prohibidos, es que no se permitirá ni un unipolar más en la CDMX; no habrá nuevos anunciantes autosoportados de gran formato; medios publicitarios instalados, adheridos o pintados en elementos arquitectónicos de las edificaciones, tales como ventanas, ventanales, fachadas de cristal y puertas, que impidan el libre acceso a las personas, la iluminación y ventilación, o que afecten la imagen arquitectónica.

Asi  como también, los medios publicitarios que atenten contra la dignidad de las personas, que vulneren los valores o Derechos Humanos, y aquellos que difundan mensajes que promuevan la violencia de género.