17 septiembre, 2021

Militancia a la baja: todos pierden

En Otro Canal

Armando Reyes Vigueras

Con esta entrega cerramos el tema de la pérdida de militantes por parte de los partidos políticos mexicanos, algo que muestra que al ciudadano le importa poco militar en alguna fuerza política. Se trata de algo que ejemplifica que en los últimos años se ha dado un cambio en el escenario político del país, uno en el que los partidos políticos se han convertido en los dinosaurios que atestiguan la caída del meteorito que los extinguirá, pero sin que sepamos aún que los va a sustituir.

No importa

Los textos anteriores sobre este tema –la baja en el número de militantes de los partidos políticos–, recibieron varios comentarios en redes sociales que se centraban en que lo importante son los votos que cada partido recibe, no los militantes que tienen inscritos en sus padrones, reflejando que ser parte de la membresía de los institutos políticos importa poco a los ciudadanos.

Desde luego que las reacciones a los textos muestran la decepción que muchos mexicanos sienten por los partidos, algo que se refleja en la baja confianza que tienen en dichos organismos como se ha expresado en encuestas que se refieren al tema, como la de Consulta Mitofsky de 2019 que muestra en el segmento de baja confianza a los partidos políticos en el lugar 17 de 18 instituciones evaluadas.

Pero se trata de un tema que debe ser motivo de más análisis por dos motivos. El primero tiene que ver con el hecho de que contar con un mínimo de militantes es un requisito legal para conservar el registro y poder participar en elecciones, detalle que muchos olvidan al momento de asegurar que los padrones partidistas son algo sin importancia.

El segundo motivo tiene que ver con que se trata de un fenómeno que afecta por igual a todos los partidos políticos nacionales, pues desde 2015 –fecha que usamos como referencia para elaborar este texto–, el número de militantes va a la baja incluso en el caso del actual partido en el poder.

La siguiente tabla nos muestra la variación de los partidos políticos nacionales que aún conservan su registro este año:

Partido Militantes 2015 Militantes 2016 Militantes 20184 Militantes 20215
PRI 9,922,1781 9,991,3102 6,368,000 2,065,161
PAN 484,803 484,9052 379,000 252,140
PRD 5,590,977 2,590,9723 5,033,000 1,242,411
Morena 496,728 496,7283 319,000 466,931
PVEM 732,904 732,9043 308,000 660,874
MC 578,563 578,5633 469,000 381,735
PT SD 488,1043 513,000 448,492
Total 18,595,4931 16,152,826 13,389,000 5,517,744
  1. Fecha de consulta: 21 de septiembre de 2015.
  2. Consultado el 7 de marzo de 2016.
  3. Con fecha de 11 de febrero de 2016 de acuerdo al INE.
  4. https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/pri-y-prd-pierden-mas-del-70-de-su-militancia-7006791.html
  5. Fecha de consulta: 21 de julio de 2021

 

Un detalle a resaltar es el que muestra la manera en que se mueve la militancia del PRD y del Partido Verde, pues ambos muestran una recuperación y posteriormente otra caída; el sol azteca de 2016 a 2018 logró recuperar militantes, quizá motivado por la elección presidencial, pero que no se tradujo en votos; por su parte, el Verde de 2016 a 2018 perdió a la mitad de su militancia para duplicar sus cifras en 2021, aunque aún a niveles inferiores si se compara con 2015.

¿Qué motivos hay detrás de estas cifras? Por una parte la tendencia de los partidos a convertirse en agencias de colocación –como muchos militantes y exmilitantes, además de analistas han denunciado–, algo que aleja a quienes buscan un canal de participación en la política; asimismo, la mala imagen que tienen los partidos, que se resume en el desprestigio que cargan a cuestas y el hecho de estar asociados a temas como corrupción, provoca que muchos ciudadanos busquen otros vehículos de participación política en lugar de hacerlo a través de los partidos.

Las renuncias que se han dado a conocer de militantes que no obtienen una candidatura o que denuncian el abandono de los principios de los partidos de los que formaron parte por décadas, también es una faceta de este problema.

Igualmente, el cambio de camiseta en los procesos electores –previo a los mismos o en pleno desarrollo–, es otro indicio que muestra que la militancia es algo poco valorado o que no representa algo significativo para los que buscan participar en política, en especial si lo que está en juego es la carrera de algún político en particular.

Pero también influye la baja calidad de la cultura política que tenemos los mexicanos, pues el debate público sobre los principales temas de este particular se da más en términos de      repetición de clichés o con el uso de memes que con argumentos que muestren un verdadero proyecto de país.

Muchos de quienes opinan que el tema de los padrones de militantes es algo de poca importancia, olvidan que sin una participación ciudadana que empiece a incidir en las decisiones de los partidos políticos, poco se podrá hacer para erradicar muchos de los vicios que en las urnas han rechazado con su voto los mexicanos, pues como dijo Konrad Adenauer “la política es demasiado importante como para dejársela a los políticos”.

@AReyesVigueras