20 septiembre, 2021

Para regresar a aulas se debe consultar a alumnos: Nashieli Ramírez

Destacó que las Comisiones de Derechos Humanos no deben ser una piedrita en el zapato, sino la horma que permita una actuación expedita de las autoridades ante posibles vulneraciones de Derechos Humanos.

Destacó que las Comisiones de Derechos Humanos no deben ser una piedrita en el zapato, sino la horma que permita una actuación expedita de las autoridades ante posibles vulneraciones de Derechos Humanos.


Ciudad de México, 26 julio 2021 (ENRIQUE SERNA / CDMX MAGACÍN).- Ante el anuncio del regreso a clases presenciales a partir del 30 de agosto próximo, la titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez consideró importante tomar en cuenta la opinión del alumnado, además de que se debe garantizar un retorno escalonado y con todas las medidas sanitarias para evitar contagios.

Así lo mencionó durante su comparecencia ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local para presentar un proyecto con el que busca repetir en el cargo por cuatro años más, en cuyo marco adelantó además que en un plazo de 15 días presentará los resultados de la consulta “Caminito de la Escuela”, que aplica la CDH-CDMX para conocer el sentir de niñas, niños y adolescentes sobre las clases presenciales.

A pregunta expresa del perredista, Jorge Gaviño, sobre las acciones que piensa emprender ante las presuntas omisiones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos ante la escasez de medicamentos, Ramírez Hernández se mantuvo al margen al referir que el carácter de la CDH-CDMX es local y sólo puede emitir un pronunciamiento al respecto.

Destacó que las Comisiones de Derechos Humanos no deben ser una piedrita en el zapato, sino la horma que permita una actuación expedita de las autoridades ante posibles vulneraciones de Derechos Humanos.

La Ombudsperson presentó un proyecto denominado “Agenda 25”, con el pretende consolidar el trabajo realizado hasta el momento con el mismo equipo humano, que se ha comprometido con la ciudadanía y ha sabido adaptarse a las exigencias que implica la emergencia sanitaria.

El modelo contempla tres ejes fundamentales. En territorialidad, se pretende fortalecer la presencia de la Comisión en las diferentes alcaldías; actualmente existen 15 delegaciones. El enfoque restaurativo se centra en la transversalización en la restitución de derechos y reparación de daños como un ejercicio de Derechos Humanos en el que las autoridades cumplen de manera eficiente; lo que además conlleva un elemento de pedagogía restaurativa. Sobre una buena administración, la Comisión se ha conducido con austeridad sin disminuir sus actividades; incluso se pudo hacer una donación de recurso para contribuir a la atención de la pandemia, además de crear fuentes de trabajo; explicó.