17 junio, 2021

Taboada a favor de un desarrollo urbano ordenado y con certeza para vecinos y desarrolladores

“Las inversiones y desarrollos han mejorado el mismo contexto de las colonias. Nosotros queremos que sigan viendo a Benito Juárez como un área de inversión, por eso hemos podido generar condiciones de certeza”. 

“Las inversiones y desarrollos han mejorado el mismo contexto de las colonias. Nosotros queremos que sigan viendo a Benito Juárez como un área de inversión, por eso hemos podido generar condiciones de certeza”. 


Ciudad de México, 17 mayo 2021 (REDACCIÓN / CDMX MAGACÍN).- El desarrollo urbano debe ser un proceso ordenado y en todo momento revisado, pues sólo de esa forma se da certeza a los desarrolladores, inversionistas y vecinos; como expuso Santiago Taboada, candidato del PAN a la reelección en Benito Juárez, durante una reunión con integrantes de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

En ese marco, se pronunció a favor de los proyectos sustentables que cumplan con las normativas vigentes y con ello no comprometer los servicios públicos de los que gozan los habitantes de esa demarcación.

“Las inversiones y desarrollos han mejorado el mismo contexto de las colonias. Nosotros queremos que sigan viendo a Benito Juárez como un área de inversión, por eso hemos podido generar condiciones de certeza, en donde, con toda legalidad y transparencia, hemos podido decir qué proyectos son viables, inclusive qué mejoras le vemos, hemos tenido la oportunidad de hacerles sugerencias a sus proyectos para que puedan mejorar sus condiciones en favor de los vecinos”, expuso.

Así mismo, desmintió los argumentos que responsabilizan a los desarrollos inmobiliarios por la falta de servicios, “los desarrollos inmobiliarios también pagan, ha sido muy frecuente el discurso de que no hay agua porque hay desarrollos. No, no hay agua porque no se ha invertido en infraestructura hidráulica de la ciudad, todo desarrollo conlleva pago de impuestos y derechos a tesorería”.

Gracias a las obras de mitigación de los desarrollos, advirtió, se ha podido invertir en infraestructura, como la sustitución de la red de drenaje y concreto hidráulico en calles de la Alcaldía. “Creo en la inversión, creo en esta industria que ha detonado miles de empleos en la Ciudad de México y Benito Juárez tiene que poder ser el ejemplo de cómo se puede perfectamente coincidir con la inversión y la calidad de vida de los vecinos”, sostuvo.

De tal suerte, consideró urgentes que el Legislativo local se dedique a la modernización del Plan de Desarrollo Urbano, en el que se debe incluir a los alcaldes pues son ellos quienes día con día perciben las necesidades reales de la comunidad.

“No solamente Benito Juárez, la Ciudad requiere un replanteamiento en términos de modernización. Hay muchas cosas en la Ciudad en donde se puede detonar la inversión con garantías e incentivos, es responsabilidad del Congreso. Por eso considero que el Instituto de Planeación se debería estrenar con un Plan de Desarrollo Urbano mucho más integral, inclusive para discutir las medidas de mitigación. Esta pandemia nos dejó una gran enseñanza en términos de cómo pensamos la Ciudad, hay que darle a la gente la posibilidad de acceder a una vivienda en mejores condiciones, con servicios cercanos, infraestructura y conectividad”, destacó.

Por otro lado se refirió a la reactivación de zonas con potencial como las inmediaciones de la Calzada de Tlalpan, donde ha proliferado el sexoservicio en vía pública. “Si nosotros repensáramos Tlalpan y si hubieran los incentivos para que se pueda hacer una gran inversión, estaríamos hablando que todo el potencial que tiene tanto en vivienda como en servicios, va a ser mucho más rentable tener una vivienda de ese lado de la ciudad en donde habría seguridad, mejores condiciones, infraestructura, parques, Metro y también es la posibilidad que tenemos de regenerar, sin condenar ninguna actividad y poder aprovechar un área tan importante”.

Además, afirmó que en los últimos tres años en Benito Juárez no se ha permitido ni un centímetro fuera de la ley. “Decidí por unos meses cerrar la ventanilla única para hacer una revisión completa del tema de las construcciones, el día que hice el anuncio publiqué cuándo iban a abrir los trámites y así lo cumplimos. Hicimos un impás para hacer una revisión exhaustiva de muchas cosas, dejando claro cómo sí y cuándo sí, fui muy claro en decir cuáles eran los motivos”.

Expuso, por otro lado, que la seguridad es uno de los ejes más importantes, “no solamente por la certeza jurídica, sino también porque nadie invierte su dinero en un lugar en donde te cobran derecho de piso, nadie invierte su dinero dónde la construcción te crece 20 por ciento más porque pasan a hacer una extorsión”.

Hizo un llamado al sector a comprometerse con la reactivación económica de la Alcaldía, “si algo tenemos claro es que la Ciudad de México se mueve de tres maneras económicamente: el sector servicios, el desarrollo y la construcción, así como las industrias relacionadas con tecnología; si no hacemos mucho más ágil este proceso, vamos a estancar esta curva de desempleo que lamentablemente el Covid 19 incrementó”.

En ese rubro también vio con buenos ojos el regreso a las actividades presenciales en oficinas, pues de ello también depende la reactivación de la economía en los alrededores

También enfatizó la importancia de regresar a las oficinas, dada la derrama económica que ello representa en los alrededores de los centros laborales, como en restaurantes, comercios, hoteles y demás establecimientos de servicios, lo que ayudará a recupera el tejido económico de la entidad.

en sus alrededores en términos de servicios como restaurantes, comercios, hoteles, entre otros, para regenerar el tejido económico de la Ciudad. “Esperamos pronto se reactive en un esquema a lo mejor mixto, pero que sigan yendo a sus oficinas, sigan conviviendo, consumiendo y vayan a vivir la Ciudad”.

En voz de sus agremiados, la ADI reconoció la gestión que ha llevado Taboada al frente de Benito Juárez, a la que calificó de responsable pues se ofreció apoyo apegado a la normatividad vigente, en el que se realizaron observaciones para realizar modificaciones en los proyectos y así no afectar a los vecinos.