Estadounidenses, diosas griegas del balón, tetracampeonas mundiales

Ciudad de México, 7 de julio (BALON CUADRADO/MENSAJE POLÍTICO/ CÍRCULO DIGITAL/AGENCIAS).- De la mano de Megan Rapione, 34 años, orgullosamente lesbiana, goleadora –seis anotaciones–, mejor jugadora y alma de la justa –amén de férrea detractora del presidente Donald Trump, calificándolo de “racista” y “machista”, entre otros epítetos, negándose a ir a la Casa Blanca–, Estados Unidos volvió a ceñirse la corona de reina del futbol femenino mundial: venció 2-0 a Holanda en la sublime final celebrada en el estadio Lyon, Francia.

CATEGORIES
TAGS
Share This