Balón Cuadrado FutbolCRACIA

Investiga fiscalía presunta muerte del futbolista mexicano

+Antonio El Hulk Salazar, 33 años de edad, militó en Chivas

+Fue encontrado calcinado dentro de un automóvil de modelo reciente

 +Se presume que fue incendiado en un predio abandonado en Tonalá, Jalisco

+Jugó en equipos de segunda división y el Santos de Costa Rica  

Ciudad de México, 11 de mayo (BALÓN CUADRADO).– Chivas dio a conocer ayer vía redes sociales la muerte de su ex jugador, Antonio Hulk Salazar, de 33 años de edad, en el municipio de Tonalá, Jalisco, aunque la Fiscalía estatal señaló que dicha información no puede ser corroborada hasta que no se cuente con resultados genéticos.

El club Guadalajara señaló que su ex delantero fue encontrado la tarde de ayer calcinado dentro de un automóvil Chevrolet Cavalier color blanco, modelo 2018, que presuntamente fue incendiado en un predio abandonado muy cerca del Centro Universitario de Tonalá.

“Lamentamos profundamente la sensible pérdida de Antonio Hulk Salazar, quien surgió de nuestra cantera y debutó con el Rebaño en 2007. Enviamos nuestras condolencias a familiares y amigos”, indicó el conjunto tapatío.

Al respecto, la Fiscalía de Jalisco informó que cuenta con una carpeta de investigación para el hallazgo de un cuerpo calcinado en la cajuela de un vehículo en hechos ocurridos el domingo pasado en la colonia Colinas Universidad en el municipio de Tonalá.

En el comunicado se lee: Es importante señalar que debido a las condiciones en las que quedó el cuerpo de la víctima no fue posible llevar a cabo una identificación oficial, por lo que se solicitó al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses los dictámenes genéticos correspondientes con la finalidad de corroborar la identidad.

“A pesar de que ha surgido información respecto a la posible identidad de la persona a través de diferentes medios, es importante señalar que no puede ser corroborada por esta representación social mientras no se cuente con los resultados de las pruebas genéticas y se tenga una identificación oficial de la víctima.

Una vez se tengan los resultados periciales, se estará informando a la sociedad de quién se trata la persona localizada, así como de los avances de la investigación.

El hallazgo se debió gracias al reporte de vecinos del Fraccionamiento Colinas Universidad en Tonalá, quienes notificaron a las autoridades de un vehículo de color blanco marca Chevrolet que había sido abandonado cerca de la zona y que en apariencia estaba totalmente quemado.

Dentro de los primeros reportes de la muerte del Hulk Salazar es que el aviso a las autoridades municipales ocurrió el domingo 8 de mayo, pero fue hasta el martes 10 de mayo cuando se percataron de la presencia de una persona calcinada dentro del vehículo. Cabe destacar que tanto el auto como el cuerpo del deportista estaban totalmente calcinados.

Hasta el momento en el que las autoridades correspondientes levantaron el cuerpo, se desconocía que se tratara del futbolista que también jugó en la Liga de Expansión; más tarde trascendió que la identidad de la persona correspondía a la del Hulk.

Uno de los detalles que sobresalen del fallecimiento del ex futbolista es que el vehículo no tenía reporte de robo, por lo que no se pudo concretar si el hecho se debió a un accidente o una acción directa en contra de la integridad del futbolista de 33 años.

¿Quién fue el Hulk?

Originario de ciudad Madero, Tamaulipas, empezó su carrera deportiva dentro de las escuelas filiales al club Guadalajara.

Estuvo en las fuerzas básicas de Chivas hasta que tuvo su oportunidad de debutar en la Primera División de México, durante el clásico nacional del Clausura 2007 ante América, Toño Salazar tuvo sus primeros tres minutos con la camiseta de Chivas pero sin mayores acciones.

Sin embargo, se consolidó hasta el torneo de 2008 pues tuvo mayores minutos en la cancha y marcó su primer gol en un partido ante Puebla se perfiló para ser el referente goleador del Rebaño. A lo largo de su primera etapa con Chivas coincidió con jugadores como Omar Bravo, Marco Fabián y Erick el Cubo Torres.

Poco a poco su talento en la cancha no relució y fue opacado por otros jugadores así que en 2010 dejó el equipo para probar suerte en los Jaguares de Chiapas, ahí únicamente compitió un año y después volvió al Rebaño Sagrado en una segunda etapa, para terminarla en 2012.

A partir de entonces intentó consolidarse en Chiapas, pero al no lograrlo jugó en clubes de la extinta segunda división de México; vistió las playeras de Altamira FC, club Zacatepec y los Cimarrones de Sinaloa -su último equipo en el que jugó-.

Incluso jugó en el club Santos de Costa Rica.

 (Con información del diario La Jornada y el portal infobae.com)

You may also like